Conoce un poco más

SOBRE NOSOTROS

Black&Red nace hace 10 años, con otro nombre fruto del espíritu emprendedor de una joven lucense. La idea inicial era la de crear un establecimiento dedicado a la salud y belleza con un trato muy personalizado.

A lo largo de nuestra trayectoria hemos ido creciendo no solo en volumen de negocio sino en variedad de servicios y productos. Nuestro equipo humano también ha ido evolucionando a la par del negocio y en estos años se han producido cambios en la composición de la plantilla que ha contribuído a mejorar progresivamente nuestra manera de hacer las cosas, ya que cada profesional que ha formado o forma parte de nuestro equipo ha aportado su grano de arena para hacer de Black&Red lo que es actualmente.

En el 2019 dimos el salto al comercio electrónico ofreciendo los mejores productos de belleza siempre testados previamente en nuestro trabajo diario a un público más amplio. Lo que diferencia a blackandred.es de otras shop-online de productos cosméticos es que detrás de nuestra web hay un centro de estética que utiliza en su trabajo diario los mismos productos que ofrece en la web y un equipo de profesionales con una dilatada experiencia en el marco de la belleza que los conoce de propia mano y está a vuestra disposición para asesoraros, compartir trucos…

Black&Red es belleza, bienestar, asesoramiento personalizado y profesionalidad.

Gracias a nuestra web estaremos cerca de ti estés donde estés. Ponte en nuestras manos, estaremos encantadas de ayudarte a mostrar tu mejor versión.

Por qué elegir

BLACK & RED

Soporte Online

Estamos siempre al pie del cañón. Puedes contactar con nosotros para resolver cualquier duda que tengas

Envíos gratis & Devoluciones

A partir de 60€, no pagarás portes de envío. Además, si no estás satisfecho, puedes devolvernos la mercancía

Devolución de dinero

Al contrario que muchas otras tiendas, nosotros te reingresamos el dinero si devuelves tu pedido.

Pero sobre todo...

Los productos de mayor calidad. Sólo vendemos aquello por lo que merece la pena pagar