En verano sí necesitas after sun. Úsalo correctamente

En verano sí necesitas after sun. Úsalo correctamente

Es muy común pensar que no necesitamos al after sun cuando nos exponemos al sol, que es un producto a utilizar sólo si te quemas. Es un error pensar esto, pues el after sun no es un reparador de quemaduras. Pero, entonces, ¿qué es exactamente?

Es un producto corporal y/o facial que se debe usar justo después de haberse expuesto al sol. Este calma la piel después de las agresiones del sol e hidrata para compensar la sequedad que el sol puede generar. No es una crema hidratante, pues lleva diferentes ingredientes dirigidos a la recuperación y regeneración de la piel. Suele tener fórmulas ligeras y de rápida absorción.

Aplícala todos los días que te expongas al sol y verás día tras día, que tu bronceador durará más tiempo y lucirá más bonito.

Te recomendamos dos de nuestros favoritos:

SunAge After Sun Lotion de Montibello, con activos antiedad combinados con una mezcla sinérgica de activos calmantes y regenerantes. Acción antienvejecimiento con protección de las células madre.

Crema After Sun Refrescante de Diego Dalla Palma, que previene la sequedad y descamación gracias a la acción del extracto de regaliz, al gran poder nutritivo de monoi de Tahití y a las flores de lirio acuático y franchipán. Además contiene Bronzyl, que intensifica y prolonga el bronceado. Y este producto también lo tienes en gel de ducha, para los que quieren las cosas más rápidas.

Dale la importancia que tiene el after sun; cuida tu piel.

Comparte este artículo